Marcadores Sociales: Mister Wong, Diigo y Delicious
PDF
PDF

Imprimir
Imprimir

Correo
Correo


INTERNET - Web 2.0
Escrito por Amparo Toral
Lunes, 21 de Marzo de 2011 21:51
Los marcadores sociales permiten a los profesores localizar, almacenar, etiquetar y anotar recursos de Internet para reutilizarlos desde cualquier ordenador, y compartirlos con la comunidad educativa.
Se asemejan a la opción de “favoritos” de nuestros navegadores, pero accesibles desde cualquier ordenador con conexión a Internet y con la posibilidad de poner a disposición de lectores potenciales las páginas que hemos marcado y etiquetado para facilitar su posterior localización.
Conscientes de la creciente cantidad de recursos aplicables al aula presentes en Internet, los profesores cuentan con la ayuda de los marcadores para su localización y clasificación a modo de biblioteca profesional, con el añadido del carácter social de la herramienta, que permite conocer qué otros recursos han escogido nuestros colegas de otras comunidades o países. Poder acceder a la biblioteca de recursos de los colegas a los que admiramos, compartir la nuestra o construir otras en colaboración sobre temas escogidos suponen un valor añadido cierto para el trabajo diario del profesor y su actualización docente.
Además, los marcadores sociales pueden llevar a nuestros alumnos selecciones específicas de recursos, o pueden ser una herramienta de investigación y puesta en común de lo hallado, o incluso, como en el caso de diigo, la herramienta de marcación social más versátil en el momento de escribir estas líneas, puede ser una vía sencilla de evaluación entre pares, y de comentarios específicos del profesor sobre elementos concretos de trabajos de los alumnos publicados en Internet.
Las herramientas de marcación social están, además, cada vez más integradas con otros servicios de la Web 2.0 como redes sociales (Facebook y Twitter sobre todo) o lectores de flujos RSS. Se han convertido en un elemento indispensable para la gestión de la información y como herramienta pedagógica están cada vez más presentes en nuestras aulas.
Además de explorar elementos en común de estos marcadores, presentamos específicamente tres servicios de marcación social: diigo, por ser la herramienta más completa actualmente, delicious, que fue el primero y es el líder en número de usuarios (aunque hay rumores sobre su continuidad) y es el más sencillo de utilizar, y Mr. Wong, por su interfaz en español. Cada profesor puede elegir la herramienta acorde a sus necesidades de uso (versatilidad, sencillez o idioma). Referencias a estas tres herramientas en línea quedan especificadas en cada punto del siguiente esquema.
1. Introducción. Los marcadores sociales como buscadores
2. Actualización docente: Guardar, etiquetar y anotar las direcciones web de interés. Recuperlas después. Compartir enlaces y anotaciones: seguir a otros docentes y participar en grupos de interés
2.1 Guardar, etiquetar y anotar las direcciones web de interés. Recuperlas después.
2.2 Compartir enlaces y anotaciones: seguir a otros docentes y participar en grupos de interés
3. Uso de marcadores sociales en el aula:
3.1 Del profesor hacia los alumnos: listas de exploración
3.2 Los alumnos marcan: labores de investigación y puesta en común
3.3 Especial referencia a los grupos-clase de diigo: llevar la Web 2.0 a las páginas estáticas, co-evaluación entre pares de trabajos publicados en Internet, e instrumento de retroalimentación de partes específicas de los trabajos publicados para el profesor

1. Introducción. Los marcadores sociales como buscadores

Los buscadores habituales ordenan los resultados que nos proporcionan a los usuarios según el número de visitas recibidas por los sitios web. Los servicios de marcación social permiten a cualquiera, aún sin tener cuenta en ellos, buscar y obtener resultados según el número de usuarios que se hayan detenido a marcar y etiquetar esa página como relevante. Por eso, es interesante que conozcamos las vías de búsqueda de estos tres servicios de marcación social, aunque después elijamos tan sólo uno de ellos para la propia marcación de nuestras páginas favoritas y el seguimiento de otros usuarios o la formación de grupos de puesta en común de enlaces interesantes. Los tres servicios nos pueden servir en todo momento como herramientas de búsqueda, sin necesidad de crear una cuenta de usuario en ellos. Hagamos la prueba buscando información sobre el uso educativo de dispositivos móviles:
  1. Buscamos en delicious: Basta con seleccionar el apartado “Popular” en el menú desplegable superior “Bookmarks”

external image image23.png
external image image18.png

Y con la etiqueta “Mobile_learning”, llegamos al siguiente resultado:external image image00.png
  1. Buscamos en Mr. Wong: Basta con escribir los términos buscados y pulsar sobre el botón “Buscar”. Y con la expresión “mobile learning”, (una vez recortada la publicidad de la página) llegamos a:
external image image25.png
  1. Buscamos en diigo: Basta con introducir el término buscado y pulsar en el botón “Search”:
external image image10.png
Y con la expresión “mobile learning”, llegamos a los siguientes resultados:
En primer lugar, las páginas marcadas por los usuarios de diigo:
external image image14.png
En segundo lugar, los usuarios que más han marcado sobre los términos buscados:
external image image26.png

En tercer lugar, los grupos de usuarios constituidos en torno a los términos buscados. Pulsando sobre el nombre del grupo, podemos ir a la página que contiene todo lo que sus miembros han marcado hasta el momento específicamente para ese grupo temático, y, si consideramos que ese grupo se ha constituido en torno a lo que nos interesa investigar en este momento, podemos unirnos al grupo (una vez hayamos creado nuestra cuenta en diigo), para recibir notificaciones en nuestra cuenta de correo electrónico cada vez que haya nuevas páginas marcadas para ese grupo en particular.external image image02.png
En cuarto lugar, las listas elaboradas sobre el asunto buscado:
external image image04.png

Mediante el uso de los dispositivos de búsqueda de las tres herramientas de marcación social empleadas, delicious, Mr Wong y diigo, hemos obtenido información muy relevante, que nos va a permitir iniciar nuestra investigación. De cada uno de los sitios marcados, en los tres casos, podemos saltar a la identidad de quien lo marcó, y de allí a otras páginas guardadas y etiquetadas por ese mismo usuario. Hemos accedido así a páginas relacionadas con nuestra búsqueda, que han sido previamente seleccionadas, marcadas y etiquetadas por su interés por otros usuarios de los servicios de marcación social. Y eso sin haber creado cuenta alguna de momento...==2. Actualización docente: Guardar, etiquetar y anotar las direcciones web de interés. Recuperlas después. Compartir enlaces y anotaciones: seguir a otros docentes y participar en grupos de interés==

2.1 Guardar, etiquetar y anotar las direcciones web de interés. Recuperlas después.

Tal es la función principal de las tres herramientas presentadas: delicious, Mr. Wong y diigo.
La idea es sencilla: Visitamos un sitio web que consideramos de interés y, en ese momento, guardamos su URL (dirección web) en nuestra biblioteca, que será accesible desde cualquier ordenador conectado a Internet. Para poder recuperar lo marcado en cualquier momento con facilidad, añadimos una serie de etiquetas que describan su contenido, su posible uso, el nivel educativo de los alumnos a los que puede ir dirigido, y los descriptores adicionales que consideremos de interés.
Además de las etiquetas que nos van a permitir después agrupar páginas marcadas según la temática o simplemente buscar lo que hemos guardado, podemos añadir anotaciones más extensas que nos den pistas de cara a su reutilización.
De esta manera, cuando necesitemos localizar las páginas marcadas, sólo tendremos que buscar dentro de nuestra biblioteca utilizando los términos utilizados en las etiquetas (delicious) o en las etiquetas, el título de la página y las anotaciones (Mr. Wong y diigo).
Para poder utilizar estas funciones, es requisito indispensable para cualquiera de los tres servicios estudiados el crearse una cuenta de usuario. Los procedimientos para ello son los siguientes:
(1) diigo
En diigo, existe la opción de crear una cuenta nueva, específica para diigo, siguiendo los pasos especificados en la parte izquierda de la siguiente imagen. Disponemos también de la opción de crear cuenta en diigo reutilizando el usuario y contraseña que tengamos previamente en Facebook, Twitter, Google o Yahoo, como viene ilustrado en la parte derecha de la imagen.
external image image28.png
(2) delicious
Delicious es, en el momento de escribir estas líneas, propiedad de Yahoo, por lo que la creación de nueva planta de una cuenta específica para delicious pasa por la creación de una cuenta de Yahoo. Sin embargo, también disponemos de la opción de reutilizar usuario y contraseña de nuestras cuentas de Facebook o Google.
external image image07.png
Para crear una cuenta nueva, específica para el uso de delicious, si no se desea utilizar otra cuenta para este servicio, no hay más remedio que crear una (u otra) cuenta nueva de Yahoo. Puede realizarse desde la misma página de acceso a delicious.
(3) Mr. Wong
Mr. Wong también permite utilizar nuestro usuario de Facebook como alternativa a la creación de una cuenta específica.
external image image17.png
Una vez que contamos con nuestro usuario y contraseña, que nos identifican y nos van a permitir crear y alimentar nuestra propia biblioteca de recursos, podemos elegir entre dos procedimientos diferentes para marcar los enlaces que vayamos eligiendo: mediante el uso de botones instalados en la barra del navegador, o sin la instalación de complemento alguno en la barra de nuestro navegador. La primera opción supone un pequeño trabajo adicional en un primer momento, y facilita mucho el uso posterior de la herramienta, así que es la más recomendable, dejando la segunda opción para cuando queramos marcar algún enlace y nos encontremos consultando un ordenador ajeno.
Por ello, enlazamos aquí unos vídeos explicativos del procedimiento de instalación del complemento para el navegador tanto de diigo, como de delicious, como de Mr Wong. Hemos enlazado los vídeos explicativos referidos al navegador Mozilla Firefox, por su específica sencillez de instalación, pero en las siguientes páginas explicativas de los tres servicios estudiados, se hace referencia a la instalación de complementos para el resto de navegadores (diigo, delicious y Mr. Wong).
Hay una opción muy sencilla para los que elegimos diigo o delicious (no sirve para Mr Wong), que es instalar el complemento de “Shareaholic” que nos permite, al detenernos en una página de interés, tanto marcarla en diigo y delicious, como suscribirnos a ella en nuestro lector de flujos RSS (Google Reader o Netvibes, por ejemplo), acortar la URL y compartirla en Twitter, en Facebook, y otra serie de sitios que nosotros elegimos entre los ofrecidos. La instalación como complemento de Firefox es muy sencilla (también para otros navegadores, si bien se diseñó inicialmente para Firefox), y el resultado es una barra de navegación muy limpia que, a la vez, nos proporciona muchas opciones para marcar y compartir.
external image image08.png
Una vez realizada la instalación, la marcación es tan sencilla como puede comprobarse en los siguientes vídeos para diigo, delicious y Mr. Wong (y, por supuesto para el caso de la instalación del botón de Shareaholic). Para los casos en que no se desee instalar los complementos para la barra de navegación, estos vídeos explican los procedimientos de marcación para diigo, delicious y Mr. Wong. Para los que aprecien la simplicidad, la opción del botón de Shareaholic bien merece un vistazo. Para los que vayan a utilizar su herramienta de marcación social en proyectos de clase con participación de alumnos y necesiten acceso rápido a todas las posibilidades de la herramienta, lo recomendable es utilizar diigo e instalar su barra de herramientas oficial.
Ya sabemos marcar y anotar. ¿Cómo recuperamos en cada caso lo marcado? Buscamos por etiquetas en delicious,
external image image22.png
y buscamos por cualquier elemento incorporado a la marcación (título de la página, etiquetas, anotaciones) en los casos de Mr. Wong y de diigo. El procedimiento es, en cualquier caso, sencillo e intuitivo, y fácil de automatizar en cuanto lo hemos practicado unas cuantas veces. A cambio, la facilidad de acceder y de clasificar la información que consideramos relevante es de gran valor añadido, y el hecho de compartir estos enlaces entre usuarios o en el seno de grupos de interés facilita mucho nuestra labor de actualización docente.
En la siguiente presentación, tenemos una síntesis en imágenes y vídeos de lo explicado hasta el momento (el uso básico) en el caso de diigo.

Diigo1
Cerca més presentacions de: Amparo


2.2 Compartir enlaces y anotaciones: seguir a otros docentes y participar en grupos de interés

Hasta este momento, hemos ganado en posibilidades de búsqueda, y de búsquedas derivadas a partir de la identificación de usuarios interesados en marcar enlaces interesantes sobre temas que nos gustan, también hemos tomado conocimiento de la existencia de grupos que comparten referencias precisamente sobre temas que tienen que ver con nuestras materias o con el uso de tecnología en el aula, o simplemente con cuestiones que nos interesan. Una vez identificadas estas personas o estos grupos, ¿por qué no seguirlos? A ver qué marcadores añaden en los próximos días, o meses...
En delicious se crea una red de usuarios. Cada usuario sigue a otros, y puede, a su ver, ser seguido por esas mismas personas, o por una parte de ellas, y por otras, también, aunque no las siga. La elección es individual. No existen grupos a los que incorporarse, como sí ocurre en Mr Wong o en diigo. En Mr Wong o en diigo puede seguirse a usuarios individuales, y, además, se crean grupos temáticos a los que los nuevos usuarios pueden, sencillamente, unirse. En diigo, además, con una cuenta de profesor, se pueden crear grupos-clase (públicos o privados) con generación por el profesor de las cuentas de alumno, sin tener que contar con direcciones de correo electrónico para los alumnos. ¿Qué consecuencias tiene seguir a alguien en delicious, diigo o Mr Wong o formar parte de un grupo en Mr Wong o diigo?
En delicious, puedo buscar utilizando el nombre de etiquetas, entre todo lo marcado por la totalidad de la red de usuarios que he formado (los usuarios de delicious a los que sigo). Puedo seguir a cualquier usuario, sin necesidad de pedirle autorización, lo que me da acceso exclusivamente a sus marcadores públicos.
external image image01.png
También puedo ver, sencillamente, la lista, por orden cronológico inverso, de todo lo que han marcado. Esta opción sólo resulta operativa si la red no es muy extensa y realizo estas consultas con frecuencia.
En Mr Wong y en diigo también puedo seguir a usuarios individuales y consultar lo que han marcado.
external image image16.png

En diigo, como en delicious, no se requiere autorización del usuario para seguirle, aunque esto sí es preceptivo en Mr Wong.external image image09.png

En Diigo y Mr Wong, además, puedo incorporarme a grupos, o crearlos. En función de la configuración del grupo, se requerirá autorización, o no, de su administrador.external image image20.png
external image image15.png

3. Uso de marcadores sociales en el aula:

3.1 Del profesor hacia los alumnos: listas de exploración

Los marcadores sociales permiten elaborar listas de enlaces para que los alumnos consulten, y facilitárselas a través de una única URL: la que haga referencia a un usuario y a una etiqueta elegida ad hoc en cualquiera de los tres servicios tratados. Por ejemplo, podemos invitar a nuestros estudiantes a visitar las páginas etiquetadas como “curriculum” por el usuario “joscab” en delicious, con tan sólo facilitarles esta URL o las páginas etiquetadas como “google” por el usuario “atoral” en diigo compartiendo con ellos esta dirección. Lo más sencillo aquí sería etiquetar nosotros mismos, con una etiqueta común, la serie de enlaces que deseamos que visiten para una actividad en particular, y facilitarles la URL creada al buscar dentro de nuestras páginas marcadas por la etiqueta en cuestión.
Diigo permite, además, crear listas y facilita el acceso a las mismas en forma de presentación. Permite personalizar la secuencia y la duración de la presentación, así como añadirle música.
external image image12.png external image image03.png
external image image05.png

El resultado es atractivo e interesante para realizar una presentación común ante el grupo-clase y luego ponerlo a disposición de los alumnos para el trabajo individual, con todas las URL enlazadas y ordenadas según el diseño del profesor. Veamos un ejemplo: la lista “mobile learning” creada con páginas que aportan información sobre distintas vertientes del aprendizaje apoyado por dispositivos móviles. Esta es la URL de la lista creada, donde se accede aexternal image image19.png

Puede entonces pulsarse sobre “Play as Webslides” para ver las páginas marcadas como si se tratara de una presentación.external image image06.png

Además de para una actividad concreta, el profesor puede querer compartir páginas marcadas con sus alumnos de manera habitual, sobre un tema concreto. La creación de un grupo puede ser una opción, pero no merece la pena si la transmisión de información prevista es únicamente del profesor hacia sus alumnos. En este caso, basta con promover una suscripción de los alumnos a los marcadores del profesor (o a listas concretas), o incluso, lo más sencillo de todo, bastaría con que el profesor incorporase a su blog (o herramienta de publicación en Internet) una suscripción RSS a sus marcadores, como aparece, por ejemplo en la esquina superior derecha de este blog.external image image27.png

3.2 Los alumnos marcan: labores de investigación y puesta en común

El uso de marcadores sociales de manera activa por los alumnos tiene también mucho interés para la ordenación y puesta en común de recursos encontrados en el curso de labores de investigación. Como fase previa de un trabajo dirigido sobre un tema concreto, se pide a los estudiantes que realicen una búsqueda de información relevante, que la marquen y la compartan en el seno de un grupo, para consensuar después una selección más fina de los recursos que vayan a emplearse, y un etiquetado de los mismos en función de las distintas partes que su proyecto o presentación colectiva vayan a tener.
Por ejemplo, he aquí una breve programación de una investigación por alumnos de primaria sobre los inventos, en la que se recoge textualmente “Diigo se utilizará para organizar y compartir su información con compañeros de clase”. Y en este wiki pueden encontrarse también otras programaciones de uso en el aula de marcadores sociales correspondientes a distintos niveles educativos. Entre las posibilidades descritas en esta otra página, además, destaca la de marcación e identificación por los alumnos de “comidas sanas” en el marco de un proyecto de investigación y estudio sobre nutrición y hábitos alimenticios. Aunque, tal vez, las posibilidades más evidentes de búsqueda y marcación sean en torno a personajes históricos o grandes literatos o, por supuesto, obras de arte universal.
Mediante el uso de marcadores sociales, los alumnos practican la selección de contenidos relevantes para construir su propio discurso, o presentación, sobre temas con amplia documentación histórica (con presencia multimedia en Internet, por tanto) o sobre temas de actualidad, donde la controversia que se menciona en clase puede ser examinada en profundidad a partir de fuentes seleccionadas y estudiadas. Aprender a diferenciar entre fuentes y a discriminar y seleccionar aquellas susceptibles de ser más veraces o imparciales forma parte de la competencia digital que el alumno debe adquirir, y los marcadores sociales son un instrumento útil al servicio de la clasificación, ordenación y comparación de fuentes existentes sobre un mismo tema.
En cuanto a la selección de la herramienta para uso activo por los estudiantes, descartamos Mr Wong por la presencia constante de publicidad abundante, y conservamos delicious y diigo para alumnos mayores, que ya dispongan de cuenta de correo electrónico. El trabajo por alumnos más jóvenes (o por alumnos a los que no se desee pedir que creen cuentas de usuario en estos servicios de marcación social) será necesariamente con diigo. La cuenta de diigo para educación permite generar con mucha facilidad cuentas para los estudiantes, con especial protección de sus datos personales, y de manera que quedan todas integradas en un grupo común tipo clase, cuyo contenido puede ser visible o no, a criterio del profesor, para usuarios ajenos al propio grupo.
external image image13.png

3.3 Especial referencia a los grupos-clase de diigo: llevar la Web 2.0 a las páginas estáticas, co-evaluación entre pares de trabajos publicados en Internet, e instrumento de retroalimentación de partes específicas de los trabajos publicados para el profesor

El grupo-clase en diigo tiene unas especificidades de gran interés para los profesores, ya que permite poner en práctica diseños pedagógicos que facilitan la colaboración, la participación e incluso la co-evaluación por los alumnos, conservando autonomía para decidir, en función del perfil de su alumnado y/o del tema tratado, si la actividad desarrollada por el grupo en diigo es visible o no desde fuera del propio grupo-clase.
Dentro del grupo-clase, se realizan las siguientes actividades: Un participante (profesor o alumno) puede marcar sitios web de interés, añadir anotaciones personales a la página marcada, resaltar parte del texto o de los elementos multimedia presentes en el sitio marcado, o añadir notas tipo post-it en lugares precisos de la página marcada. Toda la actividad que desarrolle este primer participante es compartida con los demás miembros del grupo, bien a través de entrar con sus claves de acceso en la página de diigo, bien mediante un sistema de actualización de información vía correo electrónico, cuya frecuencia es configurable por el usuario.
external image image21.png
A partir de la actividad de ese primer usuario (profesor o alumno), el abanico de posibilidades crece. El resto de miembros del grupo puede, individualmente, llevar a cabo actividades análogas a las del primero, que también serán compartidas con el resto del grupo, o puede aportar comentarios propios a las páginas previamente marcadas por otro compañero. Las aportaciones de sucesivos usuarios a la marcación original de un participante pueden ser de varios tipos: Puede responder al comentario general sobre la página realizado por el compañero (a modo de foro en diigo), o responder a una nota concreta tipo post-it en la propia nota ya creada, o puede resaltar otra parte del texto del sitio web marcado que él considere de interés, o incorporar una nueva nota post-it en otra parte diferente de la página marcada. Sucesivos participantes siguen enriqueciendo las posibilidades de interacción.
Así, desde el panel de diigo, una página marcada aparece enlazada con las aportaciones de los usuarios de manera destacada, como en este ejemplo:
external image image11.png

Y, al pulsar sobre el enlace que nos lleva a la página marcada, podemos (siempre que nos hayamos identificado en diigo con nuestro usuario y contraseña) ver la página en directo con las incorporaciones de los otros miembros del grupo (con sus resaltados de texto y sus notas tipo post-it). En el ejemplo anterior, la navegación ahora habría quedado enriquecida de la siguiente manera:external image image24.png
Vemos que este sistema de resaltado de textos y de comentarios compartidos en el seno de un grupo (ya sean generales acerca de todo el sitio web, ya sean específicos acerca de partes de la página e insertados a través de notas tipo post-it) supone claramente la posibilidad de llevar la Web 2.0 en la que los usuarios son protagonistas con sus aportaciones incluso a páginas estáticas. Los sitios web anotados por el grupo se enriquecen con sus comentarios, que llegan a ser conversaciones, en función de los objetivos del grupo.
Una utilidad específica de estas posibilidades que ofrece diigo es la que permite “evaluar” o aportar retroalimentación sobre lo publicado por los alumnos (en blogs, wikis...), tanto a sus compañeros como al profesor, en función del diseño pedagógico establecido por el profesor. Así, por ejemplo, los estudiantes podrían comentar aspectos de los textos publicados por los compañeros, siguiendo los criterios especificados por el profesor: utilización de vocabulario específico, variedad de las fuentes citadas, fiabilidad estimada de las mismas, corrección gramatical, etc, de cara a la mejora de los textos y a la publicación posterior de segundas versiones que serían evaluadas y comentadas por el profesor, aplicando los mismos criterios y compartiendo sus anotaciones con el grupo clase (y sólo con el grupo-clase al menos en esos primeros momentos). Resulta clara la posibilidad de multiplicar las fuentes de aprendizaje de los alumnos al darles acceso a varias alternativas de textos, y en posición de evaluadores con criterios bien especificados, a lo que se añade la oportunidad de mejorar y enriquecer su propio texto con lo aprendido antes de recibir una calificación por el mismo. Tenemos un ejemplo de este tipo de práctica en este vídeo: Teacher feed-back with diigo, de John Travers.
Para gestionar el grupo-clase, el profesor debe solicitar el cambio de su cuenta en diigo por una cuenta de educación (k-12), rellenando este formulario. Es conveniente que utilice una cuenta de correo oficial de profesor, que indique claramente que trabaja en el sector educativo. La cuenta de diigo-educación-k12 lleva asociada la “consola del profesor”, lo que le permitirá generar cuentas de alumno, con identidad protegida y posibilidades de comunicación en diigo exclusivamente con el resto de integrantes de su grupo, y, sin necesidad de que los alumnos tengan o comuniquen ninguna cuenta de correo electrónico en ningún paso del proceso. El profesor, después, comunica a sus alumnos su usuario y su contraseña correspondiente a diigo. Resulta así de sencillo, y de operativo.
external image image29.png

Tras ver la utilidad que los profesores podemos sacar a los marcadores sociales como buscadores, para nuestra propia organización de recursos de Internet y actualización docente o como herramienta a emplear en el aula para transmitir selecciones de sitios web a los alumnos, o, sobre todo como herramienta para uso activo por los estudiantes, bien como instrumento de selección y anotación compartida, bien como vía de co-evaluación de los trabajos publicados por el grupo, ¿alguien podría resistirse a probar algo tan sencillo?




De marcadores sociales y etiquetas, per Felipe Zayas


The following was originally published January 9, 2011 at http://www.fzayas.com/darlealalengua/?p=1565

Cuando descubrí los marcadores sociales, me interesaron inmediatamente los procedimientos para elegir las etiquetas. En aquellos días (hacia 2008) descubrí blogs como Deakialli Documental, de Catuxa Seoane, que me llevaron a otros blogs de bibliotecarios y documentalistas, me abrieron vías de reflexión y me ayudaron a situarme.

Fruto de aquellas lecturas fue caer en la cuenta de que, a diferencia de cómo trabajan los documentalistas, que siguen unas pautas técnicas muy precisas y un lenguaje controlado para describir y catalogar los documentos, los usuarios de internet etiquetamos de un modo libre, espontáneo e intuitivo, sin atenernos a un listado cerrado de categorías ni a descriptores dotados de una forma lingüística precisa e inalterable. Se ha argumentado que el uso espontáneo y libre de las etiquetas es una característica que define los marcadores y que es un valor que no se debe perder. Pero esta práctica no profesional de la descripción de documentos puede ocasionar problemas a la hora de recuperar la información.

Algunos de los problemas de etiquetado se derivan del hecho de que algunos servicios de marcadores sociales, como Delicious, no permiten más que una palabra para cada etiqueta. Y sin embargo muchos usuarios usan grupos de palabras, por ejemplo geografía física. Ante ejemplos como éste se ha debatido si conviene unificar los procedimientos de marcado, como el uso de guión bajo, muy extendido ya entre los usuarios. El mismo criterio sería aplicable, por ejemplo, a poesía_medieval, poesía_renacentista, poesía_contemporánea, etc. Y también a expresiones como cambio_climático, movimientos_migratorios, sistema_solar, línea_del_tiempo, mapas_políticos, competencia_lectora, o a los nombres de escritores, personajes históricos, etc. (García_Lorca, Miguel_Hernández, García_Montero, etc.). ¿Cabe esperar que sea la práctica misma de los usuarios la que vaya imponiendo normas reguladoras?

Los propios servicios resuelven muchos de estos problemas al permitir la búsqueda mediante varias etiquetas, o al identificar las palabras clave en los títulos y en los comentarios de los documentos guardados. En otros servicios de marcadores, como Diigo, no existe este problema, puesto que se permite etiquetar con varias palabras encerradas entre comillas.

Más importante es tener en cuenta el siguiente hecho: al poner etiquetas, nos movemos entre la clasificación y la descripción. A veces clasificamos. A veces describimos. Y a veces, y esto es lo más útil, clasificamos y describimos. Si un documento se marca como geografía, se está clasificando por áreas curriculares. Pero si se escribe mapas, se está describiendo un aspecto de su contenido.
Las etiqueta típicamente clasificadoras son las que responden a la pregunta “qué es”, aplicada al documento u objeto que queremos clasificar: la respuesta se referirá a una clase de herramienta (una determinada aplicación web, como las presentaciones o una utilidad, como CSS), a un medio de comunicación (blog, portal, club de lectores o a un género de texto (post, minirrelato, entrevista…). También tienen un carácter clasificador aquellas que responden a la pregunta “de qué trata” y tienen un carácter muy general, por ejemplo, las que se refieren a una determinada disciplina o área de conocimiento (geografía humana), o a un tema general (movimientos migratorios). En cambio, son etiquetas descriptivas las que, como se ha señalado más arriba, se refieren a algún subtema o a algún aspecto concreto del contenido que conviene tomar en cuenta. Siguiendo con los ejemplos anteriores, natalidad o multicultarismo podrían ser subtemas dentro de un documento cuyo tema general fuera movimientos migratorios.

Además de estos tipos de etiquetas, centradas en las características de los documentos, se pueden utilizar otras que se refieren a los objetivos de los usuarios, por ejemplo la finalidad que se le va a dar al documento marcado (para resumir, para materiales 3ºESO). Evidentemente, la utilidad de este tipo de etiqueta queda limitada al uso personal. Pero también puede jugar un papel importante en el marcado de documentos por los miembros de un grupo de trabajo.

(Sobre los tipos de etiquetas, ver el post “Investigación online (2): Etiquetado útil de enlaces en del.cio.us y similares”, en Idumm blog, que me ha orientado en este punto del post)
etiquetas
etiquetas

Parece, pues, que lo más útil es combinar la categoría (clasificación de un documento por su tema general, por el área de conocimiento o de la actividad humana al que pertenece, por el género o clase de documento o de herramienta…) con otras palabras clave que aludan a algunos de los contenidos significativos del documento (descripción). A estos tipos de etiquetas, centradas en las características del documento, se pueden añadir otras con información centrada en los propios objetivos o en los de un grupo de trabajo.

Esta diversidad de tipos de etiquetas facilita la búsqueda mediante etiquetas relacionadas.
Quizá, llegados a este punto, resulte ya inútil preguntarse por qué es preferible usar los marcadores sociales a la hora de buscar información en Internet, en vez de usar Google u otros buscadores. La respuesta parece clara: por una parte, los marcadores nos llevan a una selección de documentos hecha previamente por otros usuarios, lo que nos permite buscar lo que nos interesa dentro de una selección que otros ya han hecho, y eso nos puede facilitar las cosas; y, por otra, los marcadores sociales no sólo sirven para buscar información, sino para seleccionarla, archivarla y recuperarla.